Ideas para que cada espacio de tu casa parezca más amplio

No todas las casas son grandes y espaciosas. Pero existen algunos trucos sencillos de poner en práctica que conseguirán que cada estancia de tu hogar parezca más amplia de lo que es.

La estética de las viviendas ha cambiado de manera radical en los últimos años. Ya no se llevan esas casas abigarradas y abarrotadas de muebles de madera en tonos oscuros, colocados en espacios pequeños y muy compartimentados. El XXI es el siglo de los grandes espacios y las viviendas luminosas, claras y ligeras. Claro que no siempre se puede disponer de tanto espacio como nos gustaría. Pero sí se pueden poner en marcha algunos trucos para que parezcan más espaciosos de lo que son.

La entrada

Es la zona más visible de la casa. Esa de la que los invitados y visitantes se llevarán la primera impresión. Y es importante que dé sensación de amplitud. Por eso es recomendable que no pongas muebles muy voluminosos y espacies las piezas. Del mismo, modo, se recomienda poner espejos para ampliar la sensación espacial y de paso, mirarte antes de salir de casa.

Los colores, mejor claros, por supuesto. Ya que suele tratarse de zonas pequeñas y algo oscuras: rara vez cuentan con ventanas al exterior. Nos parece una buena idea colocar en esta zona una consola con apenas un par de cajones estrechos y patas finas, de esas que ocupan poco. Claro que, a no ser que cuentes con un armario empotrado —lo perfecto para cualquier recibidor—, habrás de colgar un perchero. Mejor si va a la pared, porque ocupa menos espacio.

Sala

En este espacio la sensación de amplitud variará mucho según la forma de la estancia y los ventanales de la misma. Pero lo normal es que sean rectangulares o cuadrados. Si es oscuro, desde luego, acertarás con paredes y muebles claros, pero con algún detalle de color que levante la decoración. Por ejemplo, una pared en otro color; o empapelada, pero a ser posible, con motivos en beis, algún detalle marrón o gris topo.

Respecto a la disposición de los muebles, si es pequeño, mejor que no haya separación visual entre salón y comedor. Pero si tiene más de 25 metros, puedes separar visualmente ambos espacios. Hazlo empleando muebles bajos —nunca rompiendo la visión—, librerías sin traseras y apenas cargadas de libros; y empleando alfombras que delimiten el espacio.

La cocina

Una solución en tendencia por práctico son los salones abiertos a la cocina. Sin duda, es el modo de que el espacio con que cuentas, si es pequeño, parezca mayor. Eliminando el tabique que los separa conseguirás una cocina más grande y un salón comedor más grande. Si no tienes claro esta unión, puedes intentarlo con un pasaplatos, pero que sea grande, para que no haya elementos divisorios visuales.

Es cierto que no es una solución que convenza a todo el mundo por el temor a que los humos y los olores de la cocina invadan la zona de estar. Si prefieres contar con un espacio independiente para cocinar, aprovecha el espacio que tengas en la cocina con muebles hasta el techo, una mesa plegable, incluso abatible y el acero y el blanco como colores principales en muebles y electrodomésticos.

Dormitorios 

Si es pequeño, vas a tener que apostar por camas abatibles. Y tonos claros en paredes y mobiliario… Es cierto que identificamos la habitación de los peques con colores intensos, alegres, divertidos. No te preocupes, no tienes que renunciar a ellos, sólo emplearlos con moderación. Por ejemplo, en la alfombra que delimite la zona de juegos —además es más sufrida que si la colocas blanca—, en los estantes y, por supuesto, en los juguetes del pequeño.

Una idea para que el dormitorio principal parezca más amplio: si no tienes armarios empotrados, renuncia a uno exento convencional. Coloca burros y un biombo que separe la zona de dormir de la de vestir… Eso sí, recuerda que el orden ha de ser imprescindible. Porque tendrás la ropa a la vista. Y porque no hay mayor enemigo de los espacios amplios que el desorden.

Un truco infalible: no hay nada más efectivo para que una estancia parezca amplia que la luz. Potencia la natural con todos los trucos a tu disposición. En las ventanas, coloca visillos, screen o estores de tejidos ligeros que no impidan el paso de la luz; no dejes ninguna habitación ciega.

El baño

Es otra de las estancias de la casa que puede resultar un poco agobiante. Sin embargo, teniendo en cuenta una serie de factores se puede conseguir crear una sensación de amplitud que nos dé cierto desahogo visual. Para empezar, si no disponemos de espacio, lo más lógico es suprimir el bidé, un sanitario que aunque está muy arraigado en la cultura española, tampoco se le suele dar tanta utilidad. En la misma línea iría el sustituir la bañera por un plato de ducha con mampara, u optar por sanitarios ‘volados’ para aligerar el peso visual.

Es importante saber iluminar la estancia: dirige un foco de bajo voltaje hacia el techo y creará una sensación de falsa altura.

Por otro lado, para conseguir agrandar visualmente el espacio de tu cuarto de baño, procura no mezclar muchos materiales en los revestimientos. Además, siempre es más aconsejable establecer una uniformidad cromática en los tonos para no recargar visualmente el espacio. Por último, un truco infalible es poner un gran espejo, un elemento que contribuye a crear también la ilusión de un espacio más grande.

 

Fuentes: http://www.hola.com/decoracion

About Author

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.